Ilustración: ocho personas esquemáticas, hombres y mujeres de diferentes tamaños y anchos, uno al lado del otro.

H, E, I o A... ¿A qué tipo corresponde usted?

Cada persona es única, y es por eso que para la ciencia tiene sentido definir diferenciar los distintos tipos de cuerpo. Dependiendo de la altura, el peso y la complexión, se distinguen cuatro tipos: H, E, I y A. Especialmente a la hora de comprar un colchón nuevo, es importante conocer la forma corporal de cada uno y así encontrar la superficie óptima para dormir.

Clasificación HEIA

La clasificación HEIA se basa en la apariencia de las letras que describen las diferentes formas del cuerpo: el tipo H parece una «H» compacta, el tipo E una «E» grande y fuerte, el tipo I una «I» delgada y el tipo A una «A» que se ensancha hacia abajo.

A continuación, se describen los tipos de cuerpo con más detalle:

Tipo H

El tipo H muestra las siguientes características:
⁃ predominantemente masculino
⁃ estatura grande y compacta
⁃ hombros, pecho y vientre equilibrado fuerte
⁃ cadera estrecha
⁃ vientre más extenso que el trasero

➔ Hombre pesado, con forma de armario

Ilustración tipo de cuerpo H: hombre compacto y fuerte

Tipo E

El tipo E puede describirse de la siguiente manera:
⁃ predominantemente masculino
⁃ alto, estatura más bien delgada
⁃ hombros más anchos que las caderas
⁃ trasero y vientre no pronunciados

➔ Hombre grande y fuerte

Ilustración tipo de cuerpo E: hombre alto y delgado

Tipo I

El tipo I se describe de la siguiente manera:
⁃ predominantemente femenino
⁃ de tamaño pequeño a mediano, de estatura delgada
⁃ caderas y hombros más o menos del mismo ancho
⁃ trasero y vientre no pronunciados

➔ Mujer pequeña y ligera

Ilustración tipo de cuerpo I: mujer delgada

Tipo A

Por último, pero no menos importante, está el tipo A:
⁃ predominantemente femenino
⁃ estatura pequeña a mediana
⁃ hombros estrechos y cintura delgada
⁃ trasero y muslos bastante fuertes

➔ Mujer pequeña y con curvas

Ilustración cuerpo tipo A: mujer con curvas


¿Encaja usted más con el tipo H, E, I o A? ¿Se reconoce? La gran mayoría de la población puede encajar en una de las categorías existentes. Además de los tipos «puros» H, E, I o A, existen las llamadas formas mixtas, que tienen características de varios tipos. La forma del cuerpo varía de una persona a otra. Tan solo oriéntese según el tipo que más se aproxime a usted. Si piensa que está entre dos formas corporales, lo mejor es elegir un colchón en el que ambas se sientan bien acostadas.

Ilustración tipos mixtos H y E: una mujer alta, compacta y una mujer alta y delgada
Ilustración tipos mixtos I y A: un hombre delgado y uno regordete

HEIA como punto de referencia para la compra de colchones

La tipología HEIA es especialmente importante a la hora de comprar un colchón nuevo. Dependiendo de su complexión, deben cumplirse ciertas condiciones para disfrutar de un sueño reparador. Solo por esta razón, tiene sentido preguntarse a qué tipo corresponde cada uno. Las mejores opciones a la hora de comprar un colchón las tienen las personas pequeñas y ligeras, es decir, los tipos I y A. No se hunden tanto en la superficie de la cama al dormir y el colchón tiene más facilidad para cumplir su función de soporte. En cambio, con la gente alta y pesada, el colchón tiene que «trabajar» más. Durante la noche, los músculos se relajan y ya no pueden cumplir óptimamente su función de soporte para todo el sistema óseo (especialmente para la columna vertebral). Aquí es donde la base del colchón entra en juego y debe proporcionar la compensación adecuada. Por lo tanto, un colchón inadecuado puede causar dolor de espalda y otras molestias. Por ejemplo, si una persona pesada de tipo H se acuesta de lado, el colchón debe compensar las diferencias entre la pelvis, la cintura y los hombros. De lo contrario, su postura generará tensión, lo que tiene un efecto negativo en todo el cuerpo. Lo mismo ocurre con una mujer de tipo A con una pelvis ancha. Las regiones corporales de forma diferente también ejercen presión contra el colchón de diferente forma. En este paso, es esencial realizar ajustes. Considerando que el descanso nocturno dura una media de siete horas al día y que, por lo tanto, pasamos alrededor de un tercio de nuestra vida en la cama, es fácil ver el alcance de un colchón que no ofrece suficiente apoyo.

Uno para todos: Con BODYGUARD® siempre se acierta

Para sus pruebas de colchones de 2012, el organismo alemán de evaluación de productos Stiftung Warentest introdujo la tipología HEIA, la cual comprende cuatro perfiles corporales para examinar la comodidad para acostarse y dormir. Una y otra vez, los auditores determinan que muchos colchones son adecuados para personas pequeñas y ligeras, pero no para personas pesadas y de mayor tamaño.

BODYGUARD® proporciona un soporte óptimo para todas las formas corporales tanto en posición supina como lateral, por lo que no es de extrañar que el colchón BODYGUARD® se haya vendido más de dos millones de veces, convirtiéndose en el colchón más vendido de Alemania.

Stiftung Warentest confirma: «Todos los tipos de cuerpo duermen bien sobre él» («test» 10/2018 - probado: 90 x 200 cm, firmeza media)

Alto nivel de comodidad al estar acostado gracias a los módulos ergonómicos y a la espuma QXSchaum®

El alto confort del colchón Anti-Cartel BODYGUARD® se consigue gracias a varios módulos ergonómicos que se adaptan perfectamente a las distintas zonas del cuerpo. Estos módulos tienen una forma especial y diferentes anchos. El resultado: no importa si usted es del tipo H, E, I o A, cada cuerpo encontrará apoyo óptimo en todas las posturas, asegurando un sueño reparador.

Además, la espuma QXSchaum® especialmente desarrollada ofrece una alta durabilidad, que mantiene las propiedades ergonómicas del colchón durante años. Stiftung Warentest llevó a cabo una prueba de resistencia en el laboratorio que simuló y demostró claramente un uso de ocho a diez años: el BODYGUARD® apenas perdió altura y conservó su forma durante un tiempo superior a la media. No se produjeron cavidades, efecto hamaca y otras deformaciones incómodas. La humedad, por ejemplo, por la transpiración intensa, y las influencias de la temperatura corporal tampoco afectaron a la calidad. Además, debido a su especial estabilidad dimensional y resistencia a la humedad, la espuma QXSchaum® no requiere una fase de regeneración como la mayoría de los colchones convencionales.

La combinación de estas características asegura que las propiedades ergonómicas de BODYGUARD® para todos los tipos de cuerpo se mantengan durante años.

En resumen:

⁃ Los diferentes tipos de cuerpo se pueden describir con las letras H, E, I y A
⁃ Cada persona es diferente: además de los tipos «puros» H, E, I y A, existen formas mixtas
⁃ Una evaluación personal basada en el principio HEIA es particularmente importante cuando se compra un colchón
⁃ ¿Qué letra me corresponde y ofrece el colchón seleccionado apoyo óptimo para mi cuerpo?
⁃ El colchón Anti-Cartel BODYGUARD® de bett1 ofrece un soporte óptimo a todos los tipos de cuerpo tanto en posición supina como lateral