Los símbolos muestran: natural, probado para sustancias nocivas e inodoro.

Probado en cuanto a sustancias nocivas

Ya sea en cuanto al aire ambiental, los contaminantes o los olores, el colchón Anti-Cartel BODYGUARD® ha sido probado exhaustivamente


Noche tras noche, se mantiene un estrechoi contacto físico con el colchón durante horas. Al dormir de lado o incluso boca abajo, a menudo se respira a través del material. Por eso es muy importante que los productos para dormir sean en general especialmente inocuos y no contengan ninguna sustancia perjudicial para la salud. Todos los productos BODYGUARD® están certificados según la norma Oeko-Tex® Standard 100. Además, la organización alemana Stiftung Warentest puso a prueba nuestro colchón Anti-Cartel BODYGUARD®: con una nota global de 1,7, el BODYGUARD® obtuvo una calificación de 2,2 - bueno - en la categoría «salud y medioambiente» («test» 10/2018 - probado: 90 x 200 cm, firmeza media).

BODYGUARD®: probado para sustancias nocivas según estrictos criterios de prueba

La categoría «salud y medioambiente» constituye el 10 % de la puntuación total en la prueba de colchones de Stiftung Warentest. Todos los colchones se evalúan de acuerdo con cuatro criterios: en primer lugar, si se liberan compuestos orgánicos volátiles al aire de la habitación, si el producto emite un olor permanente, si los colchones superan los límites de sustancias nocivas en cantidades peligrosas para la salud y, por último, cómo se elimina el producto. En las subcategorías «contaminación del aire ambiental», «sustancias nocivas» y «eliminación», el colchón Anti-Cartel BODYGUARD® fue calificado como muy bueno en cada caso.

1. Contaminación del aire ambiental

Ilustración: un colchón en una casa y el aire está libre de contaminación.

En la categoría de contaminación del aire ambiental, se comprueba si el colchón emite sustancias insalubres o incluso nocivas y las libera al aire de la habitación. Para ello se realizan tres mediciones: primero, se realiza una medición de los compuestos orgánicos volátiles en el interior del colchón embalado. Incluso en este caso, no se encontraron anomalías. En las mediciones posteriores, 24 horas y 28 días después de desembalarlo, tampoco se detectaron ni se liberaron compuestos orgánicos nocivos al aire de la habitación.

La calificación de Stiftung Warentest: «muy bien» («test» 10/2018)

2. Olor

Ilustración: un colchón sobre el cual tres líneas curvas simbolizan el olor

En este paso, ocho sujetos de prueba independientes determinan las molestias por el olor. En primer lugar, 24 horas después de retirar el embalaje y otra vez tras airearlo durante 28 días. Como la mayoría de los colchones, el BODYGUARD® puede tener inicialmente un olor a nuevo después de desembalarlo que no es dañino para la salud. Sin embargo, pronto se evapora y no puede detectarse en la segunda prueba.

La calificación de Stiftung Warentest: «satisfactorio» («test» 10/2018)

3. Contaminantes

Ilustración: Dos frascos de vidrio y una placa de Petri simbolizan la prueba de contaminantes, junto a ella el resultado de la prueba “muy bueno”.

Se trata de una prueba de materiales exhaustiva en la que se comprueba que todos los componentes del colchón probado, es decir, la funda, así como el acolchado fino y el núcleo del colchón, no contienen compuestos de baja volatilidad. En el colchón Anti-Cartel BODYGUARD®, una amplia serie de pruebas químicas de laboratorio no reveló ningún residuo de pesticidas, suavizantes, aditivos ignífugos, compuestos organoestánnicos u otros compuestos organohalogenados. El BODYGUARD® no excede ningún límite de contaminantes permitidos, es limpio e inocuo para la salud del consumidor.

La calificación de Stiftung Warentest: «muy bien» («test» 10/2018)

4. Eliminación

Ilustración: el núcleo de un colchón flota entre las dos mitades de la funda funcional HyBreeze abierta y simboliza la posibilidad de separar los materiales para su eliminación.

En el subapartado «Eliminación» de la prueba medioambiental, Stiftung Warentest comprueba la separabilidad de los materiales con los que se fabricaron los productos probados. La pregunta central de esta sección es: ¿pueden separarse sin dificultad los diferentes componentes de un colchón? Separar los componentes permite devolverlos a los ciclos de reciclaje individuales.

La calificación de Stiftung Warentest: «muy bueno» («test» 10/2018)

Certificados medioambientales según los criterios de calidad más elevados

La salud de nuestros clientes es muy importante para nosotros, por lo que hacemos que nuestros productos BODYGUARD® sean probados en cuanto a su seguridad sanitaria. Todos los productos BODYGUARD® están certificados según la norma Oeko-Tex® Standard 100 en la clase de productos I. Además, el Instituto Federal de Investigación y Pruebas de Materiales certifica que el colchón BODYGUARD® cumple con los más estrictos criterios de aire ambiental.

Contaminación del aire ambiental

Ilustración: un colchón en una casa y el aire está libre de contaminación.

En la categoría de contaminación del aire ambiental, se comprueba si el colchón emite sustancias insalubres o incluso nocivas y las libera al aire de la habitación. Para ello se realizan tres mediciones: primero, se realiza una medición de los compuestos orgánicos volátiles en el interior del colchón embalado. Incluso en este caso, no se encontraron anomalías. En las mediciones posteriores, 24 horas y 28 días después de desembalarlo, tampoco se detectaron ni se liberaron compuestos orgánicos nocivos al aire de la habitación.

La calificación de Stiftung Warentest: «muy bien» («test» 10/2018)



Con un artículo de la gama BODYGUARD® no solo está eligiendo un producto de calidad que es seguro para la salud y el medioambiente, nuestro colchón Anti-Cartel BODYGUARD®, la almohada Plus y el subre colchón también le ofrecen una excelente comodidad para su descanso y una ergonomía sobresaliente.